Anomalías en Mercurio y la TGR

Desde hacía tiempo se conocía una anomalía en la órbita de Mercurio, llegó a valorarse en 43 arcsegundo por siglo. Después del descubrimiento de Neptuno por Le Verrier en 1781, fundamentado en la acción gravitatoria de Urano, Este mismo llegó a sugerir que la órbita de Mercurio también se veía influenciada por otro planeta intrasolar desconocido. Hasta se llegó a buscarle un nombre; Vulcano. Pero nadie jamás pudo observarlo. El misterio quedó resuelto cuando en noviembre de 1915 Einstein presentó la Teoría General de la Relatividad, ese mismo mes pudo comprobar que el espacio-tiempo se curvaba ante la masiva proximidad del Sol. Más tarde Einstein contaba que tuvo palpitaciones en el corazón después de comprobar este resultado. “I was beside myselft with ecstasy for days”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *